Tinglayan Terraces
Tinglayan Terraces by D-Stanley

Guía de Viaje de Filipinas

Con 7,107 islas entre las que elegir, las Filipinas parecen tenerlo todo. La infinita variedad de paisajes y actividades atiende a una variada selección de viajeros y turistas, tanto a los que vienen cargando con sus mochilas como a los que traen en la mano bolsos compactos de Louis Vuitton. Con exuberantes terrazas de arrozales color esmeralda, playas inmaculadas, y una ciudad bulliciosa, plagada de grafitis, junglas tropicales, volcanes activos e impresionantes montañas, Filipinas te atraerá, te encantará y te cautivará.

¿Por qué visitar las Filipinas?

Este es un país donde Oriente y Occidente se mezclan en una combinación única y llena de color. Es un país donde las calles están abarrotadas de jeepneys de mil colores, que hacen pitar sus bocinas. Un país donde la música pegadiza y los karaokes (maravillosamente terribles) se filtran desde la mayoría de los rincones en sus calles. Si a todo esto añadimos los animados habitantes locales, Filipinas sorprende a sus visitantes y les deja con una canción pop atascada en su cabeza.

Filipinas es un paraíso de los amantes de la vida marina

Las oportunidades para el buceo de primera clase abundan en todo el territorio de las Filipinas y como forman parte del “triángulo de coral”, aquí hay más especies marinas que en ninguna otra parte del mundo. Corales y arrecifes arcoíris exquisitos que bullen de vida marina centelleante y plateada, establecen el trasfondo del mundo subterráneo bajo las aguas turquesa. Desde tiburones ballena migratorios al minúsculo plancton luminiscente, las aguas tienen una abundancia de magia marina.

Los tiburones trilladores, los caballitos pigmeos de mar, mantarrayas gigantes, tiburones de arrecife grises con puntas blanquecinas, las tortugas marinas y un variado potpurrí de variedades de pescado se encuentran aquí en gloriosa abundancia.

Además de la excelente vida marina que ya es razón suficiente para probar a bucear, también compiten por la atención de los buceadores los muchos arrecifes, paredes y barcos naufragados, los barcos hundidos durante la Segunda Guerra Mundial, los barcos de la era española, y los cazas de Vietnam que están cubiertos de corales. Una auténtica delicia para los devotos del océano, buceadores principiantes y profesionales, y fotógrafos submarinos.

Las Filipinas albergan una de las líneas costeras de arena blanca más largas del mundo

Hemos viajado de manera extensa por las Filipinas y hemos tomado miles de fotos. Hemos rellenado libretas de apuntes entusiastas sobre nuestra experiencia personal, y por más que nos rompa el corazón, los pixels y la tinta no hacen justicia a la belleza de sus playas. Créenos cuando decimos que paseamos con la boca abierta durante los primeros dos días que pasamos en Coron.

El país también se enorgullece de contar con una de las líneas costeras de arena blanca más largas del mundo. Las aguas cálidas, cristalinas y la arena blanca y fina te hacen sentir que estés posando en medio de un sueño hecho realidad o de una postal. Exóticas, impolutas y magníficas, las playas de las Filipinas son la utopía de todo amante de la playa. Y como el ron local es más barato que la Coca-Cola, los cócteles junto al mar son asequibles y habituales. Las comidas a base de marisco están a la orden del día y muchas playas ofrecen masajes relajantes en la arena.

Los Filipinos son increíblemente amigables y hospitalarios

No solo te quedarás de piedra con los paisajes naturales, sino que recordarás a los habitantes locales como uno de los puntos fuertes de tu viaje. Genuinos, cálidos e increíblemente amigables, la gente camina por la calle con sonrisas abiertas y con los corazones rebosantes de bondad y hospitalidad.

Como se habla inglés de manera habitual por todo Filipinas, la barrera lingüística es prácticamente inexistente y ofrece la posibilidad de conversar tranquilamente con la gente que vive allí. Relatadores de historias humildes y entusiastas, los filipinos comparten generosamente sus vidas y pensamientos tanto entre ellos como con los visitantes. Están deseando invitarte a su porche y a sus casas y son generosos y directos con sus historias y anécdotas. Siéntate, ponte cómodo y disfruta. Abundan los encuentros cos niños que te saludan excitados por las calles y con padres que te animan a que tomes a sus hijos en brazos.

La belleza natural del país es inspiradora

Desde las junglas tropicales a las impresionantes terrazas de arrozales color esmeralda de Batad y Banaue, los paisajes diversos y los puntos de vista panorámicos de las Filipinas te dejarán boquiabierto y sin palabras.

Senderos de montaña espectaculares por las montañas y volcanes de Filipinas ofrecen espacios exquisitos con el aire más fresco de la montaña. A los que van en busca de aventuras y los que quieren ejercitarse físicamente no les faltarán opciones únicas para practicar sus hobbies.

Sin embargo, no es necesario ponerse un par de botas de montaña para disfrutar del hermoso paisaje. Se pueden divisar millares de vistas del océano simplemente conduciendo el vehículo que hayas alquilado en casi cualquier dirección.

¡Y las cascadas! ¡Oh cielos, las cascadas! Kawasan Falls en Oslob, Cebu cuenta con una piscina natural de cuento de hadas, y aguas azules debajo de una cascada estruendosa que te rocía de espuma. Tamaraw Waterfalls en Sabang, Palawan; Mimbalot Falls en Iligan City, Mindanao; y Tappiya Falls en Banaue también son majestuosas y merece la pena visitarlas.

Viajar por las Filipinas es asequible

Otra razón para visitar las Filipinas es que tu dinero te llegará para mucho. El alojamiento y el transporte tienen muy buenos precios y resultan asequibles para la mayoría de mochileros y turistas.

Si quieres viajar con un bajo presupuesto, entonces visitar las Filipinas es una opción sin duda económica. Si te alojas justo fuera del centro de la mayoría de los lugares turísticos, los precios del alojamiento en Filipinas se reducen dramáticamente.

Adicionalmente, algo a tener en cuenta cuando vayas de mochilero a las islas es que los lugares más económicos para pasar la noche no se suelen encontrar en Internet. No reserves habitación por adelantado y date una vuelta al llegar para conseguir grandes ahorros si eres un turista determinado y dedicado.

Con todos sus mercados y una abundancia de comida callejera, comer barato no solo es una alternativa realista a salir a comer, sino que es sabroso y culturalmente satisfactorio.

Dónde ir en Filipinas

Con tantos destinos maravillosos en oferta en Filipinas, el aspecto más difícil del viaje es intentar elegir los lugares que no te puedes perder. Espera realizar un montón de búsquedas. Mucho boca a boca. Muchas pruebas y algunos fracasos.

No has visto las Filipinas sin haber visitado...

Banaue y Batad en Luzón

Aunque hasta cierto punto estamos de acuerdo con los viajeros que tienden a saltarse Manila utilizándolo solamente como nodo de transportes de camino a las islas, estamos totalmente seguros de que saltarse Luzón en tu itinerario es un grave error.

Y estamos 100% seguros de que después de todo, nos dirás con toda convicción que las terrazas de los arrozales en Banaue sin duda merecen la pena. Descritas como la octava maravilla del mundo, estos escalones esmeralda brillantes crean una vista espectacular que es única en el mundo. Banaue, y la cercana Batad, ofrecen caminos para el senderismo que satisfacen enormemente los esfuerzos de los visitantes con puntos de vista extraordinarios y hermosas cascadas. Desde que las visitamos, no hemos vuelto a mirar de la misma manera a los paquetes de arroz que adornan las baldas de los supermercados de todo el mundo.

Puerto Princesa en Palawan

Con su deliciosa cocina, playas de arenas blancas y miradores de quitar el aliento, Puerto Princesa, la capital de Palawan, es siempre una experiencia excepcional. Excursiones al amanecer con delfines, snorkel ético y tiburones ballena salvajes, plancton luminiscente y excursiones en kayak rodeado de luciérnagas - esta ciudad es una maravilla. No nos sorprendería que quisieras alargar tu estancia en Puerto. ¡Quizá hasta un par de veces! El río subterráneo está también incluido entre las Siete Maravillas de la Naturaleza. ¡Una experiencia increíble de principio a fin!

Coron

Con sus playas impecables, océano transparente (se pueden ver barcos de guerra nipones cuando se hace snorkel), y un entorno natural casi virginal, tampoco te puedes perder Coron. Votada por Forbes Traveler Magazine como uno de los mejores lugares para el buceo de todo el mundo, esta joya natural ofrece tesoros únicos a buceadores, aficionados del snorkel, visitantes de islas, amantes de la playa, senderistas y sibaritas. Desde fotógrafos profesionales a adolescentes hedonistas con su palito selfie, este paisaje increíblemente hermoso es una inspiración para todo el mundo.

Donde ir en Filipinas si te gusta...

El buceo y el snorkel

Da igual cuáles sean tus intereses, pasiones o pasatiempos; las Filipinas te tienen cubierto. Con la riqueza de vida marina presente hasta en aguas superficiales, el snorkel es una manera deliciosa de pasar el tiempo durante tus vacaciones o viaje por las Filipinas.

Para tener encuentros personales y frecuentes con tortugas, uno debería ir a Apo Island para un día, o mejor para un par de noches. Muchos destinos dentro de las Filipinas son famosos por sus encuentros con tiburones ballena pero nuestro lugar favorito para el snorkel con tiburones ballena está en Puerto Princesa. Es ético y no está demasiado comercializado. Si te gustan los barcos naufragados, los corales vívidos y los peces de colores, ve a Coron. La isla Matinloc en El Nido y la isla Balicasag en Bohol también son fantásticos destinos para la práctica del snorkel.

Otra actividad acuática en boga en las Filipinas es el buceo y por suerte vas a poder divisar Nemos y Dorys durante todo el año. Estupendas tanto para profesionales como para principiantes, las aguas profundas abundan de vida marina floreciente. Tiburones trilladores, tiburones martillo, mantas gigantes y barcos naufragados de la Segunda Guerra Mundial están a tu disposición.

Los puntos fuertes para el buceo incluyen el declarado Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en Tubbataha, los naufragios fotogénicos de Busuang y los tiburones trilladores en Monad Shoal, Malapascua.

En la pared profunda incrustada de coral de Yapak, Boracay; uno también puede bucear con tiburones de arrecife grises con puntas blancas, rayas águila y bancos de atún sincronizados. Además, la carrera mundialmente famosa de las sardinas tiene lugar en Moalboal, Cebu y afortunadamente, se puede experimentar durante todo el año.

Senderismo

Si sumergirse bajo el agua del mar por periodos extensos de tiempo no es realmente lo tuyo, no temas. El senderismo es otra actividad popular para satisfacer tu corazón aventurero. De las terrazas de arrozales del abundante Banaue al volcán activo Mayon en la isla de Luzón, uno puede sacar un lapicero y empezar a tachar artículos de su lista de viaje osadamente.

El Monte Manalmon parece que hubiera salido directamente del escenario de Parque Jurásico. Se encuentra en San Miguel, Bulacan. Es un excelente camino para principiantes o para los que tienen un tiempo limitado, ya que solo se tarda una hora en llegar a la pintoresca cima. Una montaña más difícil es el Monte Tibig, en Lobo Batangas. Esta caminata te recompensará con un atardecer resplandeciente y opciones de acampada disponibles en la cima.

Tour de las islas

Las excursiones por islas mundialmente famosas están esparcidas por todo Filipinas. Pasa un día en alta mar deteniéndote para admirar las muchas vistas, snorkel con peces y corales multicolores en varias paradas, comer un coco fresco en una isla y disfrutar de un almuerzo sabroso con los pies en la arena.

Salir de excursión por las islas con los operadores filipinos es una auténtica delicia. Palawan, Coron y El Nido ofrecen excelentes paquetes de excursiones con lagunas encantadoras, cuevas prehistóricas, acantilados imponentes y bosques de manglares. Siargao Island ofrece más que un surf espectacular. Se puede visitar Naked Island, Daku Island, Guyam Island y hasta las Cuevas Sohonton en una aventura por las islas justo a las afueras de la costa.

Festivales

¡Festivales, fiestas y celebraciones! ¡Oh, menudo espectáculo! Los habitantes locales muestran constante gratitud a sus santos patrones y sus generosas cosechas celebrando con un estilo elaborado y deslumbrante vitalidad. Con una duración de entre un día a un mes, los filipinos se toman sus festivales muy en serio. Como hay al menos un festival cada mes, organizar tus vacaciones para que coincidan con uno de ellos no es ningún problema. Música, disfraces, bailes, caras pintadas, confeti y brillantina se mueven como una ola por calles y callejones, invitando a que todos formen parte del júbilo y el glamour.