Kuala Lumpur a Singapur

Kuala Lumpur a Singapur

Cargando datos sobre los asientos...

Cómo llegar desde Kuala Lumpur a Singapur

Mansiones coloniales junto a la ribera del río se codean con impresionantes rascacielos vanguardistas; centros comerciales modernos en Orchard Road compiten en popularidad con los vibrantes mercados de Chinatown y Little India; las majestuosas torres de Marina Bay Sands se elevan en el horizonte y los gigantes Supertrees te dejarán boquiabierto. Calles engalanadas con cristal y cemento coexisten pacíficamente con parques verdes mientras el imponente Sentosa Merlion observa en silencio sus dominios. La ex colonia británica se ha convertido en la ciudad más cara de Asia después de Hong Kong y Pekín; y es el único país asiático con calificación crediticia de triple A por parte de las agencias de evaluación de crédito. Singapur es uno de los cuatro tigres asiáticos. Es divertido reflexionar sobre como vuela el tiempo cambiando los rostros de las ciudades del mundo sentado cómodamente en el Long Bar del Raffles Hotel saboreando un famoso Singapur Sling y siguiendo la tradición de siglos de arrojar las cáscaras de nueces al suelo.

Pulcramente limpia y algo estricta con sus normas, Singapur tiene su innegable atractivo, y no es raro escuchar a los que acaban de pasar su primera estancia en la ciudad-estado decir que Singapur les parece el lugar perfecto para vivir.

Desde Kuala Lumpur a Singapur

La ruta entre ambas ciudades está muy bien conectada y se viaja sin problemas. Autobuses y trenes trasladan a los pasajeros de Malasia a Singapur y viceversa a cualquier hora del día o de la noche. Aunque el viaje en tren es una experiencia de por sí, algunos autobuses ofrecen todas las posibles comodidades modernas y la duración de trayecto es considerablemente más corta.

Desde Kuala Lumpur a Singapur en autobús

El viaje en autobús de Kuala Lumpur a Singapur lleva entre 4 ½ y 6 horas y hasta algo más ya que depende bastante del tiempo que pases en las aduanas. Por lo general, las formalidades de la frontera se realizan bastante rápido, a menos que tengas la mala suerte de estar en el mismo autobús que alguien que tenga problemas con el visado de Singapur (aunque no suele darse el caso) o mercancías no declaradas (lee nuestra nota más adelante, porque esto sucede con bastante frecuencia).

Hay una gran selección de salidas a Singapur a lo largo del día desde las distintas estaciones en Kuala Lumpur, entre ellas la enorme TBS, Terminal Bersepadu Selatan, la principal terminal de transportes en la parte sur de Kuala Lumpur, y Berjaya Times Square, al este de KLCC.

Los autobuses de diferentes compañías que salen de Kuala Lumpur a Singapur llevan a sus pasajeros a distintos lugares de la ciudad-estado. Transtar Travel se dirige a Golden Mile Tower en Beach Road, al noreste del centro de la ciudad, Golden Coach Express para más hacia el noreste y Star Coach Express se encuentra cerca del Centro Comercial Concorde, al oeste del centro.

La mayoría de autobuses que recorren la ruta entre Kuala Lumpur y Singapur son autobuses VIP muy cómodos con tres asientos por fila en vez de los cuatro habituales. Hasta los autobuses más baratos son de un nivel bastante alto. Los billetes cuestan entre
22 SGD y 28 SGD (66 MYR-84 MYR). Star Coach Express ofrece un autobús nocturno (a las 11.45 de la noche), que llega a Singapur a la mañana del día siguiente, dándote mucho tiempo para disfrutar del día en la ciudad.

La manera más lujosa de viajar entre Kuala Lumpur y Singapur es la que ofrecen los autobuses de Transtar Travel. Son más caros (36 SGD/111 MYR) en comparación con las otras opciones del mercado, pero solo acomodan a 16 pasajeros con asientos individuales a ambos lados del pasillo. Los asientos son realmente enormes y cómodos, casi por completo reclinables y con su apoyapiés separado. Hay una estación de entretenimiento personal y enchufes eléctricos en cada asiento. Durante el trayecto se sirven bebidas calientes, aperitivos y comida o cena que consiste en arroz con pollo o carne y algunos vegetales de guarnición. Aunque no hay servicios a bordo, dos paradas por el camino son más que suficientes. Aunque el viaje no sea tan largo, si puedes permitírtelo merece la pena pagar un poco más y optar por los autobuses de Transtar Travel.

Transtar Travel ofrece varios autobuses a diario que van a Singapur. El primero sale a las 7 de la mañana y te lleva a Golden Mile Tower para una hora en la que puedes alojarte en tu hotel, lo que resulta muy conveniente. El último sale a las 6 de la tarde y llega después de las 10:30 de la noche. Si eliges viajar con alguno de los autobuses que salen a partir de las 3 de la tarde, comprueba que tienes alojamiento reservado, ya que circular por la gran ciudad en busca de un lugar donde descansar después del viaje no es una buena idea.

Salir de Malasia es rápido; te bajas del autobús y te sellan el pasaporte. En el lado de Singapur has de pasar por inmigración (prepárate para pasar un rato haciendo cola) y presentar tu equipaje para que lo escaneen. Después de esto te montarás de nuevo en el mismo autobús y continuarás viaje hasta tu destino.

Recuerda: Cuando cruzas la frontera entre Malasia y Singapur, está prohibido traer nada de alcohol contigo sin declararlo. Los aranceles son muy altos (¡unos 70 USD por botella!) y si no declaras acabarás pagando multas incluso más altas (hasta 700 USD por una lata de cerveza). Sé prudente y nunca traigas alcohol a la frontera entre Malasia y Singapur ya que te podría costar potencialmente una fortuna.

Consejo: Tampoco está permitido traer cigarrillos a Singapur y hay una pena de muerte obligatoria para los que transporten drogas ilegales. Para asegurarte, jamás pases el equipaje de otra persona por las aduanas, especialmente si te ofrecen una compensación por tu ayuda. Jamás.

Desde Kuala Lumpur a Singapur en tren

Desde mayo del 2016, ya no hay servicio de tren directo entre Kuala Lumpur y Singapur. Ya no se puede tomar el conveniente tren número 25 que salía de Kuala Lumpur por la noche para llegar a Singapur al día siguiente sobre las 6 de la mañana. Tu viaje en tren consistirá en tres trenes separados: un tren de alta velocidad ETS de
Kuala Lumpur Sentral a Gemas (2½ horas); un tren lanzadera de Gemas a Johor Bahru Sentral (unas cuatro horas); y de Johor Bahru Sentral al puesto de aduana de Woodland en Singapur (20 minutos). Espera que pasen unas ocho horas en total. Los autobuses te llevan más rápido de Kuala Lumpur a Singapur – en unas cinco horas – pero pueden costar más, mientras que el viaje en tren no debería salir por más de 60 MYR. Puede que sea buena idea hacer una parada en Johor Bahru. El alojamiento y la comida cuestan bastante menos aquí que en Singapur, y podrás echar un vistazo a la segunda ciudad más grande de Malasia o aventurarte más allá para explorar el increíble Parque Nacional de Endau Rompin que protege uno de los bosques tropicales más antiguos del mundo. Para más información sobre Johor Bahru mira la página Kuala Lumpur a Johor Bahru.

Recuerda: Es una pena que ya no se utilice la antigua estación de tren colonial de Singapur. Los trenes procedentes de Kuala Lumpur llegan a Johor Bahru Sentral. Para llegar allí, toma un autobús local desde Singapur Sentral.

Actividades en Singapur

Para quedarte con el auténtico sabor de la ciudad, deja que la modernidad y la historia se den la mano durante tu estancia en Singapur. Compra hasta que no puedas más en Orchard Road, baila hasta caer rendido en Clarke Quay, haz apuestas, relájate, derrocha y no pares hasta que hayas probado los mejores platos Perenakan, malayos, chinos e hindúes por toda la ciudad. Estas son algunas de las cosas que no te puedes perder.

La típica imagen de Singapur es la del Marina Bay Sands Hotel & Casino. Tres torres de 55 pisos que contienen 2560 habitaciones, un museo, dos teatros y pistas de patinaje de hielo, siete restaurantes y la legendaria piscina infinity además de espectaculares vistas de la ciudad.
Un viaje en el Singapore Flyer es una experiencia inolvidable. La gigantesca noria Ferris construida en 2008 tiene 165 metros de altura, lo que supone 30 metros más que el famoso London Eye.
Consigue tu dosis de adrenalina en los parques de atracciones y aventuras de Sentosa, admira el show de las fuentes danzantes y pisa el punto más meridional del Asia continental. Date una vuelta en el tranvía y observa el enorme puerto abarrotado de contenedores de transporte marítimo.
El Zoo y Safari Nocturno de Singapur se han convertido en un ítem de todas las listas de los turistas, no dudes en echar a ambos un buen vistazo.
¿Dicen que Singapur no es Asia? Oh, pero claro que lo es!! Saborea los platos de la región en Little India o Singapur Chinatown.

Y recuerda que ninguna visita a Singapur estaría completa sin presentar tus respetos al fundador de la ciudad, Sir Raffles. Salúdale tomando un clásico cóctel como el Singapur Sling en el tradicional Raffles Hotel. Prosit, querido Sir Raffles, y acepte nuestra más sincera gratitud por su extraordinaria creación.